Mundos muy diferentes a la Tierra también podrían albergar vida

¿Están nuestras ideas sobre las zonas habitables alrededor de una estrella demasiado centradas en la Tierra? Por supuesto. Hasta ahora sólo hemos encontrado un ejemplo de vida en el universo, así que todos sacamos conclusiones de ello. Pero hay alternativas, como acaban de informar investigadores de la Universidad de Berna y la Universidad de Zúrich en un estudio publicado en la revista Nature Astronomy. Según el estudio, las condiciones favorables podrían incluso prevalecer durante miles de millones de años en planetas que apenas se parecen a nuestro planeta.

«Una de las razones por las que el agua puede ser líquida en la Tierra es su atmósfera», explica el coautor del estudio, Ravit Helled, profesor de Astrofísica Teórica de la Universidad de Zúrich y miembro del NCCR PlanetS. «Con su efecto invernadero natural, atrapa la cantidad justa de calor para crear las condiciones adecuadas para los océanos, los ríos y la lluvia». Sin embargo, en los primeros tiempos de la Tierra, la atmósfera tenía un aspecto muy diferente. «Cuando el planeta se formó por primera vez a partir de gas y polvo cósmicos, acumuló una atmósfera compuesta principalmente por hidrógeno y helio, la llamada atmósfera primordial», explicó Helled. Sin embargo, en el curso de su evolución, la Tierra perdió esta atmósfera original.

Otros planetas más masivos, sin embargo, pueden acumular atmósferas de urato mucho más grandes, que en algunos casos pueden mantener indefinidamente. «Estas atmósferas masivas de urato también pueden causar un efecto invernadero, similar al de la atmósfera terrestre actual. Por lo tanto, queríamos averiguar si estas atmósferas pueden ayudar a crear las condiciones necesarias para el agua líquida», dice Helled. Para ello, el equipo modeló innumerables planetas y simuló su desarrollo a lo largo de miles de millones de años. Para ello, tuvieron en cuenta no sólo las propiedades de las atmósferas planetarias, sino también la intensidad de la radiación de las respectivas estrellas y el calor interno de los planetas que irradia hacia el exterior. Aunque este calor geotérmico desempeña un papel menor en las condiciones de la superficie en la Tierra, puede contribuir en mayor medida en planetas con atmósferas masivas de uratos.

«Hemos comprobado que en muchos casos las atmósferas de los uratos se pierden por la intensa radiación de las estrellas, especialmente en los planetas que están cerca de su estrella. Pero en los casos en los que las atmósferas se conservaron, pueden darse las condiciones adecuadas para el agua líquida», informa Marit Mol Lous, estudiante de doctorado y autora principal del estudio. En los casos en los que una cantidad suficiente de calor de la Tierra llega a la superficie, la radiación de una estrella como el Sol no sería necesaria en absoluto para que en la superficie se dieran las condiciones que permitieran la existencia de agua líquida, y durante mucho tiempo, como es necesario para la aparición de la vida.

«Dado que la presencia de agua líquida es un probable prerrequisito para la vida, y que la vida probablemente tardó muchos millones de años en evolucionar en la Tierra, esto podría ampliar enormemente el horizonte de la búsqueda de formas de vida extraterrestre. Según nuestros resultados, podría surgir incluso en los llamados planetas de flotación libre que no orbitan alrededor de una estrella», afirma Christoph Mordasini, profesor de Astrofísica Teórica de la Universidad de Berna. No obstante, el investigador se muestra cauto: «Nuestros resultados son emocionantes, pero deben tomarse con cautela. Para que estos planetas tengan agua líquida durante mucho tiempo, deben tener la cantidad adecuada de atmósfera. No sabemos qué tan común es eso. E incluso en las condiciones adecuadas, no está claro qué probabilidad hay de que la vida evolucione en un hábitat potencial tan exótico. Esa es una pregunta para los astrobiólogos».

Presentación gráfica del estudio (aviso de copyright en la imagen)

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

BrandonQMorris
  • BrandonQMorris
  • Brandon Q. Morris es físico y especialista en el espacio. Lleva mucho tiempo preocupado por las cuestiones espaciales, tanto a nivel profesional como privado, y aunque quería ser astronauta, tuvo que quedarse en la Tierra por diversas razones. Le fascina especialmente el "qué pasaría si" y a través de sus libros pretende compartir historias convincentes de ciencia ficción dura que podrían suceder realmente, y que algún día podrían suceder. Morris es autor de varias novelas de ciencia ficción de gran éxito de ventas, como la serie Enceladus.

    Brandon es un orgulloso miembro de la Science Fiction and Fantasy Writers of America y de la Mars Society.